Descansa, moviéndote.

https://amplifyingperformance.com/2018/06/05/coaches-corner-rest-and-recovery/

El título parece contradictorio, ¿Cómo voy a descansar si sigo moviéndome?.

Tenemos la idea concebida del descanso como la inactividad completa durante un tiempo; no obstante, incluso cuando estamos durmiendo y descansando, existe el movimiento, tu corazón sigue moviéndose, la sangre sigue circulando, los pulmones sigue expandiéndose y contrayéndose, etc., Por lo tanto, nunca estamos en descanso completo, el movimiento siempre existirá:

«El movimiento esta intrínseco en tu ser, desde partículas sub-atómicas, celulares hasta un sistema organizado de sistema nervioso y musculoesquelético.»

Centrándome en el título de esta entrada, cuando llevas un tiempo realizando actividad física de forma continua y con una intensidad moderada o alta, tu cuerpo y mente quizás necesite lo que se denomina como descanso activo, que se puede decir que :

«es realizar la misma u otra actividad pero a una intensidad y/o duración menor a la habitual».

Algunos autores recomiendan «descansar activamente» 15 días por cada 6 meses de actividad física continua, eso significa seguir estando activo pero realizar otras actividades o la misma de menor intensidad que comentaré posteriormente.

Aunque en la mayoría de las personas existe una descarga natural en la intensidad o frecuencia de la actividad debido a factores externos como caer enfermo, emplear tiempo en otras tareas, etc.

La formas de realizar un descanso activo será según las circunstancias de cada persona, algunos ejemplos pueden ser:

Caminar, playa / montaña.
– Realizar otra actividad (si sueles correr, haz bicicleta).

-Misma actividad pero menor intensidad o frecuencia ( si realizas entrenamientos de fuerza puedes bajar la intensidad o las veces que entrenas).

– Ejercicios de estiramientos, flexibilidad, liberación miofascial.

Bailar.
– y sobretodo….. ¡JUGAR!

El descanso activo proporciona los beneficios de :

– Evitas fatigarte física y mentalmente.
– Evita lesiones y/o molestias por excesiva fatiga.
– Sigues manteniéndote en forma física ya que sigues moviéndote.

Ahora que es verano y muchos tendréis vacaciones, ¿Cual suele ser tu estrategia para recargar pilas?

Un saludo,

Miguel Ángel

Más artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *